Obligaciones fiscales. I.V.A. – Modelo 303

Seas o no autónomo, si vives en este país, seguro que te suena el I.V.A., ya que lo pagas a diario en muchas de las compras que haces.

Pero ahora te toca a ti, como vendedor de servicios, no solo pagarlo como comprador, sino también cobrarlo a tus clientes. 

¿Qué es el I.V.A.?

Se trata, simplemente, de un impuesto que aplicas en tus facturas para luego ingresarlo en Hacienda. 

Hazte a la idea de que al convertirte en autónomo te has convertido también en una especie de funcionario público que se dedica a recaudar el I.V.A. 

Por lo que es importante que tengas muy claro que este importe no te pertenece, sino que haces de intermediario entre tu cliente y el estado para recaudar ese tributo

Conceptos básicos del I.V.A. 

I.V.A. Emitido

Es el que tú añades a tus facturas de venta (el que cobras).
Debes aplicar un porcentaje a la suma de los conceptos de tu factura y sumarlo al importe total a pagar. 

I.V.A. Soportado

Es el que tus proveedores aplican en sus facturas y te añaden en el importe final (el que pagas).

¿Qué I.V.A. hay que declarar y cómo se hace?

Se trata de hacer una simple resta: el emitido menos el soportado. 

Si el resultado dice que cobraste más I.V.A. del que pagaste (tuviste más emitido que soportado), tendrás que pagar “lo que falta”.

Es decir, tendrás que declarar el I.V.A. emitido restante después de deducir el soportado. 

Esta declaración se hace cada trimestre mediante el modelo 303. 

Declaración trimestral de I.V.A. ¿Cómo funciona?

Hay que tomar el I.V.A. emitido en las facturas de todo el trimestre y restarle el I.V.A. que has pagado en los gastos del mismo trimestre. 

Saldrá un resultado que deberás declarar, cumplimentando y presentando el modelo 303.

Este resultado, lógicamente, puede ser negativo o positivo. (Te puede tocar pagar lo que debas si tuviste más emitido que soportado o te saldrá a compensar si pagaste más I.V.A. del que cobraste). 

Veamos un ejemplo de cómo se calcula el I.V.A. para el modelo 303

Para simplificar el ejemplo, imaginemos que Alejandro solo tiene una factura de venta y una de compra durante un trimestre. 

Venta: Alejandro emite una factura de 100 € más el 21% de I.V.A. (21 €)= total de factura 121 €.

Compra: Alejandro se compra un ordenador de 500 € más el 21 % de I.V.A. (105 €)= total de factura 605 €.

El I.V.A. trimestral (que deberá declararse en el modelo 303), será:

I.V.A. EMITIDO (21 €) menos I.V.A. SOPORTADO (105 €) = – 84 €

Le sale un I.V.A. negativo, ¿cómo es posible? ¿Y ahora qué?

Pues ese IVA se queda como un “crédito” a su favor para futuras declaraciones (a compensar) y si en el último trimestre sigue saliendo negativo tendría dos opciones: seguir compensando ese IVA o pedir la devolución.

Es normal que te pueda pasar esto el primer año, porque inviertes en el negocio y probablemente no tengas tantos clientes. 

Si el caso fuese al revés, que el I.V.A. en un trimestre sale positivo, por ejemplo si facturas 500 € (105 € de I.V.A.) y solo gastas 100 € (21 € de I.V.A.), el I.V.A. resultante de la resta, serían 84 € positivos, que aparecerían en el modelo 303 y tendrías que pagar esos 84 € en ese trimestre.

Un par de precauciones

¡Cuidado con el I.V.A. emitido, porque no es un dinero realmente tuyo

Te recomiendo tener esto muy en cuenta y no emplearlo en otras inversiones o gastos.

Además, ¡Ojo!, si estás de alta en Hacienda, tengas o no facturas emitidas o recibidas, tienes que presentar igualmente la declaración trimestral con tu modelo 303 como todo el mundo, aunque sea todo a 0.

Aquí te dejo un ejemplo del modelo 303 relleno: 

Obligación anual de I.V.A. para autónomos

Hacienda te obliga a presentar un resumen anual de todos los movimientos de I.V.A. que has tenido durante el año.

No te preocupes, por esta declaración no se paga nada. Solo se trata de presentar el resumen. 

Para presentar el resumen usamos el modelo 390.

Este modelo parece muy sencillo, pero es más complicado de lo que parece y hay que tener cuidado porque si no cuadra exactamente con lo que has presentado durante las declaraciones trimestrales, es bastante probable que recibas una carta de nuestra querida Agencia Tributaria pidiendo explicaciones.

Tips a tener en cuenta para el modelo 303

Separa las facturas por bienes de inversión y gasto

Los bienes de inversión son aquellos artículos que compras cuyo valor superan los 300 € (antes de aplicar el I.V.A.) y su ciclo de vida es superior al año, en ese caso tendrás que amortizar el artículo en cuestión.

Es lo que se llama inmovilizado: un ordenador, un teléfono móvil, cámara… todo eso podría considerarse como inmovilizado y sería entonces un bien de inversión por lo que tendrías que declararlo en el modelo en las casillas 30 y 31 en vez de en las 28 y 29.

Separa las facturas de proveedores o clientes extranjeros de los nacionales

Las ventas o compras a clientes o proveedores extranjeros podrían considerarse como facturas intracomunitarias o con inversión del sujeto pasivo, por lo que deberás declararlas en otras casillas. 

Es un tema complejo el de facturas a extranjeros, no puedo extenderme ahora con eso, pero prometo dejarte algún artículo más adelante para tratar de explicarlo claramente.

Separa las facturas por trimestre o por mes

De esa forma tendrás mucho más controladas las facturas que ya hayas declarado y las que no hayas declarado, incluso puedes marcar de alguna forma aquellas facturas que ya has declarado, por ejemplo con un sello digital de contabilizado.

Separa las facturas de proveedores que tengan retención

Quizás no te sirva de mucho para el modelo 303, pero si tienes que presentar el modelo 111, evitarás el posible error de dejar de presentar alguna retención de un compañero autónomo.

Repasa las facturas e identifica aquellos gastos que no puedas desgravar

Si no tienes claro qué gastos puedes desgravar, nosotros hemos hecho una guía con la mayor parte de gastos deducibles. Echa un vistazo a este artículo donde te hablé de ello. 

Repasa las facturas emitidas

Antes de presentar el modelo 303, repasa las facturas que has emitido. Comprueba que no hay saltos de número y que las fechas son correlativas. 

Haz un libro de Excel en el que recojas las facturas

Si llevas mensualmente un Excel en el que vas anotando todos los ingresos y los gastos, te será mucho más fácil luego hacer un cálculo y un repaso del I.V.A. 

Guárdate aparte el I.V.A. de las facturas emitidas

No te ayudará a confeccionar el modelo, pero seguro que te ayuda a pagarlo. 

Mi consejo es, que siempre que ingreses una factura, traspases el dinero de la parte del I.V.A. a una cuenta separada en la que vayas acumulando todo el impuesto.

Al final del trimestre, tendrás el dinero suficiente para pagar el I.V.A. y además es probable que hayas ahorrado algo de dinero porque te habrás deducido algún gasto, por lo que el sobrante que quede puedes meterlo en tu cuenta de ahorro o darte un capricho.

Hasta aquí ha llegado el artículo acerca de las declaraciones del I.V.A. para autónomos, aunque aún me quedan varias cosas más que contar sobre el I.V.A. como el recargo de equivalencia, módulos… 

En próximos artículos te iré contando más cosas sobre este “fascinante” mundo del I.V.A. pero, si tienes alguna duda en concreto, déjame un comentario por aquí abajo y estaré encantado de ayudarte.

¿Tienes dudas como autónomo?

Consigue gratis tu guía
de emprendedor ahora

Responsable: Anem Finalidad; contestar tu mensaje. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento con el check de la casilla. Destinatarios: tus datos los tendrá Raiola, nuestro proveedor de hosting. Esta es su política de privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@anemasesores.es Honestidad y transparencia ante todo. Para más información consulta mi política de privacidad.

Deja un comentario

¿Tienes dudas como autónomo?

Consigue gratis tu guía
de emprendedor ahora

Responsable: Anem Finalidad; contestar tu mensaje. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento con el check de la casilla. Destinatarios: tus datos los tendrá Raiola, nuestro proveedor de hosting. Esta es su política de privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@anemasesores.es Honestidad y transparencia ante todo. Para más información consulta mi política de privacidad.